Top 5 cosas que duelen

Aviso: Esta entrada contiene descripciones explícitas.

Durante una sesión de ordeño con el sacaleches, este post apareció en mi cabeza. No es políticamente correcto hablar de estas cosas sin eufemismos o palabras bonitas, pero el ansia succionador del sacaleches hace que me olvide del mundo flower power y os lo cuente tal y como se me viene a la cabeza. Espíritus sensibles, absténganse de seguir leyendo.

Lo que aquí describo es mi opinión, no estoy generalizando. Puede que haya gente a la que estas situaciones que describo no les hayan producido la más mínima molestia. Mi más sincera enhorabuena para ellas, pero mi experiencia es diferente.
Vayamos al grano. Este es mi lista de las 5 experiencias más dolorosas en lo que llevo de maternidad.

1 El Sacaleches. Invento del demonio, te succiona el pezón por un embudo transparente por el que ves cómo se marcan las venas y va cambiando de color. En cada succión sientes que te está sacando todo el líquido que llevabas dentro. Cuando terminas ves dos cosas: que tu pezón ha aumentado tanto su tamaño que podría servir ahora perfectamente como tapón de una botella de vino, y que sólo has sacado 50ml. CINCUENTA MISEROS MILILITROS!
El día que consigues sacar 100 te sientes digna de ir a un concurso de vacas lecheras y vas con el botecito por toda la casa enseñando tu cosecha.

2 El masaje perineal. O lo que es lo mismo, introducir en la vagina un dedo untado de aceite y apretar las paredes y estirar, y estirar, y estirar. No vale hacerlo flojo, tienes que apretar mientras visualizas la cabeza del bebé saliendo por ahí. No cabe ni de coña, verdad? Pues a seguir estirando soldado!!

3 Episiotomía. El parto, desde que se inventó la epidural es un camino de rosas. Lo que de verdad duele es el costurón que te queda de la episiotomía. Para los que aún no sepan qué es, si esa zona que con tanto mimo has masajeado no se estira lo suficiente para que salga un bebé, normalmente se corta. Pero no sólo la piel externa, no. En el mismo paritorio, cuando me estaban cosiendo me enteré (inocente de mí) de que cortan también músculo y toda la pesca. A casa te irás con una buena sutura en paralelo de todas esas capas.

4 Dar de mamar. En las películas, fotos de revistas, etc… Siempre se ve a una madre con aspecto de estar en el cielo mientras su niño mama. Pues bien, independientemente de que la teta sea guay y tenga millones de beneficios, duele. Duele muchísimo al principio, y poco a poco, según tu cuerpo se va acostumbrando, deja de doler para ser sólo una molestia. Mi límite: 20 minutos por pecho, más de ese tiempo me parece que el pezón se me va a desintegrar.

5 La espalda. Cargar, subir, bajar 7 kilos de bebé te deja la espalda hecha papilla. Si cuando trabajaba me dolía el lado derecho de estar todo el día con el ratón en la mano, ahora me duele el izquierdo de llevar a pulso un koala ahí subido. No quiero ni pensar en lo que será de mi espalda cuando me reincorpore al trabajo. Aunque vete a saber, a lo mejor ambas contracturas se compensan y me hacen pensar que sigo siendo una lozana jovenzuela…

Estáis de acuerdo con mi lista? Qué añadiríais vosotras?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diario, Lactancia, Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Top 5 cosas que duelen

  1. No tenía ni idea de lo del masaje perineal… o sea que hay que hacerlo antes de parir para que la zona se vaya “dando de sí”?? Ufffff!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s